Nos cuidamos los unos a los otros.

Estamos en Guerra. Si la estrategia ciudadana se une a está iniciativa podríamos reforzar la higiene comunitaria y evitar contagios hasta en un 70%. Pequeños gestos, Grandes Razones. Porqué todos somos parte de la solución.

¿Por qué desinfectar?

La OMS advierte que una persona puede contraer el virus al aspirar gotitas de las secreciones que una persona infectada expulsa cuando tose o estornuda. Estas gotitas pueden permanecer sobre las superficies hasta varios días en función del material, siendo por ejemplo mas resistente sobre superficies metálicas y plásticos que diariamente tenemos en nuestro entorno y zonas comunes como barandillas, pomos, tiradores, botones de ascensor, puertas… Si tocamos una zona contaminada y después nos tocamos la cara, estaremos en riego de contraer COVID-19. Una forma de evitar contagios accidentales a nuestra familia, a nuestros vecinos y a nosotros mismos es colaborar entre todos en la labor de desinfección de nuestras zonas comunes. 

¿Cómo desinfectar?

Si mezclamos un tapón de lejía casera con 1L de agua, tendremos una mezcla efectiva para terminar con las partículas de COVID-19.  Bastará con aplicarla usando una botella pulverizadora sobre la superficie que queremos desinfectar. Según estudios de la OMS, en menos de 1 minuto el virus habrá quedado desactivado sobre esa superficie. La efectividad de la mezcla será mayor cuanto mas reciente la hayamos mezclado, por ello es necesario renovarla diariamente. No mezcles otros productos de limpieza entre ellos ya que podrían producir reacciones peligrosas. 

¿Cuándo desinfectar?

Algo en lo que podemos colaborar entre todos es en la desinfección de zonas comunes que tocamos en el día a día.  Si cada vez que salimos a tirar la basura, realizar compra o pasear al perro llevamos algo de mezcla preparada y pulverizamos las áreas que tocamos en nuestras zonas comunes (barandillas, pomos) estaremos colaborando de una manera activa en la eliminación de posibles focos de contagio.  Recuerda limpiar también otro artículos personales que usamos a diario y que tocamos con frecuencia como móviles, bolsos, llaves y carteras si has estado fuera de casa.  Todos somos parte de la solución. Un pequeño gesto, una gran razón detrás.